Aspectos relevantes de la reforma en materia de sociedades mercantiles

Por Ramón Maximiliano García García

Articulista invitado, colaborador en el despacho Cantú, Estrada y Martínez Abogados

El día 13 de Junio del 2014 se aprobó una importante reforma en materia mercantil, la cual trajo consigo importantes modificaciones a la Ley General de Sociedades Mercantiles (en lo sucesivo, la ‘Ley’) en México. Con esta reforma se introdujeron en la Ley varias figuras que vienen a cambiar, de forma significativa, los mecanismos a emplearse por una sociedad mercantil, y en concreto, por una sociedad anónima. En el presente escrito se abordarán los puntos más importantes de la reforma en la Ley.

Primer Aspecto: Objeto Social

La Ley, a raíz de la reforma, contempla en su artículo 4o. que:

Artículo 4o.- […]

Las sociedades mercantiles podrán realizar todos los actos de comercio necesarios para el cumplimiento de su objeto social, salvo lo expresamente prohibido por las leyes y los estatutos sociales.

Al respecto podemos establecer que los objetos sociales de las sociedades mercantiles podrán ser más concisos, delimitándose a la descripción de su actividad o giro principal, esto en virtud de que, por ministerio de ley, las sociedades mercantiles ya podrán realizar todos los actos de comercio necesarios para el cumplimiento de su objeto social.

Sin embargo, la redacción del artículo deja mucho que desear. De la interpretación literal del artículo podemos inferir que las sociedades mercantiles solamente pueden realizar actos de comercio pero, ¿qué pasa con actos de otra naturaleza, como los civiles? ¿Son válidos o se considerarán como actos ultra vires? Este tipo de cuestiones hacen reflexionar sobre el alcance del artículo en análisis. En la práctica corporativa, será recomendable seguir estableciendo el objeto social de cualquier sociedad mercantil, de una manera amplia y específica, es decir, delimitando claramente en los estatutos de una sociedad todos los actos que pueda realizar la misma, para que de esa forma, haya una seguridad jurídica en los actos que realice una sociedad mercantil.

 

Segundo Aspecto: Formalidades

Anteriormente, la Ley contemplaba en diversas de sus disposiciones, la comparecencia de notarios para dar fe pública a distintos actos de índole societaria, como lo son: las constituciones de sociedades mercantiles y la protocolización de actas de asamblea. A partir de la reforma, los fedatarios pueden constituir sociedades mercantiles, a la vez de dar fe pública de actas de asamblea.

Adicionalmente, la Ley estableció, ahora, un nuevo método para las publicaciones relacionadas, por ejemplo, con las convocatorias a asambleas, avisos de ejercicio de derechos de preferencia, avisos del sorteo para la amortización de acciones, avisos de acuerdos de fusión de sociedades. El nuevo sistema será un sitio electrónico que publicará la Secretaría de Economía, en un plazo no mayor a un año, contado a partir de la fecha de publicación de la reforma en el Diario Oficial de la Federación. Será importante realizar reformas estatutarias para actualizar los sistemas de avisos contemplados en éstos, con el nuevo sistema electrónico, a fin de evitar contracciones entre los estatutos de una sociedad y la Ley y evitar así cargas aún mayores.

 

Tercer Aspecto: Libertad Contractual

El artículo 8o. de la Ley contempla lo siguiente:

Artículo 8o.- En caso de que se omitan los requisitos que señalan las fracciones VIII a XIII, inclusive, del artículo 6º, se aplicarán las disposiciones relativas de esta Ley.

Asimismo, las reglas permisivas contenidas en esta Ley no constituirán excepciones a la libertad contractual que prevalece en esta materia. (Resaltado nuestro).

Del fragmento antes resaltado, se puede interpretar que, si bien la Ley contempla ciertas normas que permiten al particular actuar en el ámbito societario, éstas no son una limitante para la actuación del particular, en virtud de que éste puede establecer reglas y/o mecanismos, por conducto de pactos parasociales y/o estatutos en una sociedad, que permitan un innovación en la operación y/o gobierno corporativo de la sociedad, y que los mismos no estén necesariamente contemplados en la Ley. Sin embargo, lo antes mencionado, no puede ser tomado como una invitación al libertinaje contractual. Los particulares tendrán que mantenerse en un límite, el cual se cruzaría por mecanismos y/o reglas que atenten contra la misma naturaleza de una sociedad o fuesen en perjuicio de derechos de terceros, como por ejemplo, si se adoptará en los estatutos de una sociedad anónima que haya otro órgano social que fuera jerárquicamente superior a la Asamblea, tal estipulación iría en contra de la naturaleza misma de una sociedad anónima, por lo que tal estipulación, si bien tiene como fundamento la libertad contractual de los particulares en materia societaria, tal estipulación en los estatutos, abusaría de tal principio.

En la realidad, esto pudiera ser de gran utilidad, dado que los particulares podrán establecer ingeniosos mecanismos y/o reglas para optimizar, según sus intereses, el funcionamiento y el gobierno corporativo de una sociedad mercantil, y  que los mismos no necesariamente se encuentren expresamente en la Ley, por lo que le da la posibilidad al particular de actualizar, a sus necesidades e intereses, la sociedad mercantil de la cual es accionista o socio.

 

Cuarto Aspecto: Cláusulas Accidentales

Sobre este aspecto, podemos establecer que, a raíz de la reforma en análisis, se ampliaron las cláusulas accidentales que pueden contener los estatutos de una sociedad anónima, de conformidad con el artículo 91 de la Ley, y las cuales son muy similares a las ya contempladas para la sociedad anónima promotora de inversión, en el artículo 13 de la Ley del Mercado de Valores. Con la reforma al artículo 91 de la Ley se otorgaron las siguientes potestades al particular:

  • Establecer restricciones a la transmisión de acciones, así como a los derechos incorporadas a las mismas.
  • Establecer causales de exclusión de socios o parar ejercer derechos de separación o de retiro, o bien para amortizar acciones.
  • Establecer diferentes clases de acciones con las siguientes características:
    • Limitadas en el derecho de voto, ya sea de manera absoluta o relativa.
    • Que otorguen derechos sociales distintos al voto, o únicamente que confieran el derecho de voto.
    • Que confieran el derecho de voto al titular de la acción, o que sea necesario el voto necesario éste último para adoptar una resolución.

Algunos de estos derechos, como el derecho de veto, ya se establecían, de manera estatutaria, anteriormente a la reforma en análisis, en virtud de la libertad contractual que prevalece en la materia societaria. Sin embargo, es de suma importancia la introducción de la posibilidad de acciones sin derecho de voto, puesto que había una prohibición expresa en la Ley, en su artículo 113. Antes de la modificación, las sociedad anónimas contaban con una prohibición expresa en cuanto a la limitación al derecho de voto, que consistía en que las acciones representativas del capital social de una sociedad anónima forzosamente debían contar con el derecho a voto, ya sea de manera absoluta o limitado, en las Asambleas Generales Extraordinarias que discutieran los asuntos de las fracciones I (prorrogación), II (disolución), IV (cambio de objeto social), V (cambio de nacionalidad), VI (transformación) y VII (fusión con otra sociedad) del artículo 182 de la Ley. Sin embargo, a razón de las recientes modificaciones legislativas, es válido establecer en las cláusulas de los estatutos de una sociedad anónima la supresión total del derecho de voto para cierta clase o serie de una acción que sea emitida por la misma.

Es importante, también, señalar que las acciones de una determinada serie, que cuenten con las características mencionadas en este apartado, deberán de ser insertas textualmente en los títulos de tales acciones.

 

Quinto Aspecto: Convenios entre accionistas

Los convenios entre accionistas han sido parte de la práctica corporativa por mucho tiempo; sin embargo, solamente se encontraban regulados en la Ley del Mercado de Valores, para las sociedades anónimas promotoras de inversión y bursátiles. A partir de la reforma societaria, se adicionó, en el artículo 198 de la Ley, una serie de pactos, con los cuales los accionistas de una sociedad anónima pueden convenir entre ellos, por así convenir sus intereses, una serie de derechos y obligaciones vinculantes entre sí mismos. Sin embargo, dichos pactos no serán oponibles a la sociedad, de la cual son accionistas. Los Convenios regulados por la Ley son:

  • Convenios entre accionistas que establezcan derechos y obligaciones sobre opciones de compra o venta de acciones representativas del capital de una sociedad anónima;
  • Convenios sobre el ejercicio de derechos de preferencia, o enajenaciones o demás actos jurídicos relacionados con el mencionado derecho;
  • Acuerdos sobre el ejercicio del voto;
  • Acuerdos sobre la venta de sus acciones en oferta pública. (No aplicable a la sociedad anónima en virtud de ser sociedad de carácter privado, solamente aplicable a una sociedad anónima bursátil o sociedad anónima promotora de inversión bursátil);
  • Cualquier otro convenio de naturaleza similar.

Este último punto deja abierta la posibilidad de establecer convenios entre accionistas que no necesariamente estén regulados por la misma Ley, tales como pactos de confidencialidad entre los accionistas sobre cierta información de la sociedad a la cual tengan acceso en virtud de su calidad de accionista o pactos de non compete, que tengan como objetivo el compromiso de los accionistas al no desarrollo de cierta actividad del mismo giro de la actividad principal de la sociedad, de la cual son accionistas.

Sin embargo, si bien es cierto que es de gran utilidad el hecho de que se hayan adicionado los convenios entre accionistas en la Ley, con los cuales hay una mayor certeza jurídica de la validez de los mismos, éstos siguen manteniendo la misma deficiencia que con los establecidos en la Ley del Mercado de Valores, que es la no oponibilidad frente a la sociedad. La Ley sigue estipulando la no oponibilidad de los pactos entre accionistas, lo cual, en gran parte, le resta eficacia a los mismos. Una posible solución a esta problemática es la comparecencia de la voluntad de la sociedad al convenio entre accionista, obligándose, a respetar tal convenio, mismo que le será exigible para los efectos de hecho y de derecho que surjan con motivo de él.

 

Sexto Aspecto: Derecho de minorías

Anteriormente, en las sociedades anónimas, la Ley establecía que los accionistas que representarán un 33% del capital social de una sociedad anónima, podían ejercer los siguientes derechos de minorías: (i) derecho de aplazamiento de una asamblea (contemplado en el artículo 199 de la Ley), (ii) derecho de oposición a las resoluciones de la Asamblea (contemplado en el artículo 201 de la Ley), (iii) derecho de exigir responsabilidad civil a los Administradores de una sociedad (contemplado en el artículo 163 de la Ley). A partir de la reforma, el mencionado porcentaje disminuyo de un 33% a un 25%, haciendo de cierta forma más accesible a las minorías los derechos antes mencionados. Anterior a la reforma, se podía disminuir los porcentajes para el ejercicio de los derechos de minorías, sin embargo, los porcentajes no podían ser elevados a más del 33%.  La razón principal de la reforma en este aspecto fue la adopción de los principales estándares de gobierno corporativo a nivel internacional, con el fin de proteger  los derechos de minorías de una sociedad.

Un punto importante es que, de conformidad con los artículos transitorios de la Ley, las sociedades anónimas que se constituyeron a partir del 27 de Junio del 2014, tendrán que adoptar los nuevos porcentajes para el ejercicio de minorías, es decir, el 25%. Aquellas sociedades constituidas antes de la mencionada fecha, no están en la obligación de acatar el mencionado porcentaje, por lo que seguirán respetando el 33% para el ejercicio de los derechos de minorías ya mostrados.

 

Reflexiones finales

Podemos concluir con el presente artículo en que, si bien, hubo una serie de modificaciones importantes a la Ley, éstas quedaron insuficientes con los problemas que se ven, día tras día, en la práctica. Será necesario un estudio legislativo más profundo para que en la próxima reforma a la Ley, se abarquen temas como la oponibilidad de los Convenios entre accionistas.

Como puntos resolutivos, podemos concluir que:

  • Es recomendable seguir estableciendo en los estatutos de las sociedades mercantiles, los objetos sociales amplísimos y específicos, esto con el fin de dar certeza jurídica a los actos emanados de éstas.
  • Será importante realizar reformas estatutarias para actualizar los sistemas de avisos contemplados en éstos, con el nuevo sistema electrónico que establecerá la Secretaría de Economía, en un plazo no mayor de un año.
  • En virtud de la reforma al artículo 8o. de la Ley, los particulares podrán establecer ingeniosos mecanismos y/o reglas para optimizar, según sus intereses, el funcionamiento y el gobierno corporativo de una sociedad mercantil, siempre que éstos no vayan en contra de los principios consagrados en el Derecho societario o afecten derechos de terceros.
  • La supresión total del derecho de voto en determinada serie de acciones de una sociedad anónima viene a ser una herramienta útil de negociación.
  • Si bien es cierto que la inclusión en la Ley de la posibilidad de pactos parasociales entre accionistas resulta útil, es fundamental que los mismos sean oponibles a la sociedad anónima.
  • La reducción de porcentajes para el ejercicio de derecho de minorías, viene a mejorar el gobierno corporativo, lo cual conlleva a una mejor protección de las minorías en una sociedad anónima.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s