La Reforma política y la iniciativa ciudadana de ley

Anteriormente hicimos referencia en este espacio sobre la importancia de la reforma política del 9 de agosto del presente año. Una de las instituciones introducidas a nuestro sistema a través de dicha reforma constitucional es la iniciativa ciudadana o popular de ley. Fueron tres los preceptos adicionados para la regulación de esta figura, quedando su texto de la siguiente manera:

Artículo 35. Son derechos del ciudadano:

(…)

VII. Iniciar leyes, en los términos y con los requisitos que señalen esta Constitución y la Ley del Congreso. El Instituto Federal Electoral tendrá las facultades que en esta materia le otorgue la ley, (…)

Artículo 71.- El derecho de iniciar leyes o decretos compete:

(…)

IV. A los ciudadanos en un número equivalente, por lo menos, al cero punto trece por ciento de la lista nominal de electores, en los términos que señalen las leyes.

La Ley del Congreso determinará el trámite que deba darse a las iniciativas.

Artículo 73. El Congreso tiene facultad:

(…)

XXIX-Q.Para legislar sobre iniciativa ciudadana y consultas populares”.

La iniciativa ciudadana es una institución de democracia semidirecta –también llamada democracia directa por algunos autores–, siendo el objetivo de este tipo de figuras complementar las instituciones de democracia representativa[1]. Se le denomina iniciativa popular a la “transmisión de la potestad de iniciar, precisamente, el procedimiento de formación de la ley formal al pueblo mismo[2]. Debemos realizar algunas precisiones respecto a esta institución.

En primer lugar, nos parece incorrecto el empleo del término “popular”. La iniciativa ciudadana no es únicamente una modificación del sistema político mexicano, sino el reconocimiento de un derecho fundamental reservado a los ciudadanos, es decir, un derecho político. El artículo 34 constitucional[3] establece las bases para determinar quiénes pueden ser considerados ciudadanos. Por lo tanto, lo correcto es referirse a esta institución como “iniciativa ciudadana”, ya que es un derecho reservado solamente a un segmento de la población: los ciudadanos.

Por otra parte, es menester establecer los alcances de esta figura. La iniciativa ciudadana no está dirigida únicamente a la iniciación de proyectos de ley. El artículo 72 f) de la Constitución dispone: “en la interpretación, reforma o derogación de las leyes o decretos, se observarán los mismos trámites establecidos para su formación”. En consecuencia, a través de esta figura los ciudadanos tienen el derecho de presentar iniciativas para: a) la creación de una nueva ley; b) la reforma (modificación o adición de determinados artículos) de una ley existente; c) la derogación (supresión) de ciertas disposiciones de una ley; o d) la abrogación de una ley, es decir, su exclusión del ordenamiento jurídico.

La iniciativa ciudadana tiene un potencial enorme, pues al ser un derecho fundamental no puede interpretarse restrictivamente. En esta línea de pensamiento, consideramos que mediante esta institución también pueden presentarse iniciativas de reforma de la Constitución. En el artículo 135 se prevé el procedimiento para la revisión de nuestra Ley Fundamental. Sin embargo, no se hace una mención expresa de quiénes están facultados para iniciar este tipo de reforma. Una interpretación integral del texto constitucional, ha llevado a la conclusión de que “si el artículo 135 no contiene una excepción expresa, debemos atenernos a la regla general que sobre potestad de iniciativa prevé el artículo 71[4]. Tal razonamiento se sustenta en la práctica, pues todas las iniciativas de reforma constitucional que se han dado en México han partido de dicho fundamento[5].

A pesar de las bondades que ofrece esta institución, su funcionamiento y efectividad dependerá de los requisitos y lineamientos que se determinen en la ley reglamentaria. El artículo 71 especifica la necesidad de que la iniciativa sea realizada por el cero punto trece por ciento (0.13%) de la lista nominal de electores, la cual no debe confundirse con el padrón electoral. Mientras éste se refiere a “la base de datos que contiene la totalidad de ciudadanos que se inscribieron para solicitar su Credencial para Votar”, aquélla consiste en “la relación electrónica e impresa que contiene el nombre y la fotografía de los ciudadanos debidamente registrados en el Padrón Electoral a quienes ya se les ha entregado su credencial para votar y está vigente[6].

Si bien el reconocimiento de la iniciativa ciudadana representa un paso hacia adelante en el camino para que México sea un país verdaderamente democrático, esta institución deberá enfrentarse al letargo legislativo que nos distingue. Son muchas las iniciativas que quedan estancadas en la famosa “congeladora legislativa”, razón por la cual consideramos que las instituciones de democracia semidirecta deben complementarse con mecanismos de rendición de cuentas por parte de los legisladores, tales como la reelección inmediata.


[1] González Schmal, Raúl. Programa de Derecho Constitucional. 2ª ed. México, Universidad Iberoamericana-Limusa, 2007. (p. 87)

[2] Concha Cantú, Hugo A. “Iniciativa legislativa popular”. Disponible en línea: La reforma constitucional en México y Argentina. México, UNAM – Corte de Constitucionalidad de Guatemala – Procurador de Derechos Humanos de Guatemala. ˂http://biblio.juridicas.unam.mx/libros/libro.htm?l=191˃ (Consulta: Agosto 27, 2012). (p. 15)

[3]Artículo 34.- Son ciudadanos de la República los varones y mujeres que, teniendo la calidad de mexicanos, reúnan, además, los siguientes requisitos:

I. Haber cumplido 18 años, y

II. Tener un modo honesto de vivir”.

[4] Cámara de Diputados del H. Congreso de la Unión, Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Autónoma de México. Derechos del pueblo mexicano. México a través de sus constituciones. 6ª edición. Tomo XII. México, Miguel Ángel Porrúa, 1966/2003.  (p. 1234)

[5] Ídem. (pp. 1234-1235)

[6] Instituto Federal Electoral Disponible en línea:˂http://listanominal.ife.org.mx/links/preguntas_frecuentes.htm˃ (Consulta: Agosto 27, 2012)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s